Forro interior siempre seco

Para mantener el mono interior siempre seco, lo ideal es ponerselo directamente sobre la piel, sin nada debajo. Luego te pones una camiseta de algodón por fuera y se produce la mágia:

El tejido polar se encarga de recoger de tu piel el sudor del cuerpo y lo translada hacia las capas exteriores de la tela del mono. Si la camiseta es de algodón, empapará todo el agua que desperendes y tu forro y piel permanecerán totalmente secos por mucho que sudes.

Hacer lo contrario es un desatre: los primeros momentos serán muy calentitos y confortables, pero cuando empecemos a sudar la camiseta se mojará y no tardaremos en sentir la humedad y el frio por muy bueno que sea el tejido de nuestro forro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada